La mejor manera de romper con la monotonía del buffet y de crear una presentación actual, contemporánea y dinámica es mezclando con gusto y elegancia distintos materiales, combinando la porcelana tradicional con cristal, así como madera, pizarra o piedra por ejemplo, sin olvidar jugar con las alturas y los volúmenes. 

Otra regla básica es incluir en el buffet continentes más pequeños, huyendo de las bandejas inmensas medio vacías, para una imagen muy fresca y amena.

Los tarros de Luigi Bormioli son ideales para utilizar en el buffet. De vidrio muy resistente, son perfectos para un uso intensivo, además de reutilizables para el cuidado del medio ambiente. Perfectamente transparentes, aportan luz y realzan los alimentos frescos, frutas, zumos, mermeladas, salados, y todos los platos que pueda imaginar el Chef para una atractiva “monoporción”. Disponibles en varios tamaños, los tarros y botellas Lock-Eat® se pueden comprar o bien sin tapa, o bien con tapa hermética, lo que los convierte en versátiles elementos para presentaciones culinarias en buffet y mesa.

Con Lock-Eat® de Luigi Bormioli crearás espacios atractivos y llamativos, donde la presentación de los alimentos adquiere un protagonismo diferente.

Además los tarros Lock-Eat® con o sin tapa son lavables al 100% en lavavajillas. El cierre metálico es de acero inoxidable y los tarros pueden ir al microondas (sin tapa) ya que el cierre de metal se queda únicamente enganchado a la tapa, por separado del tarro en sí.

No se pierda tampoco la gama THERMIC de doble pared para incluir en el buffet o en la mesa.